Florentino Pérez es el presidente del Real Madrid desde junio de 2009. Anteriormente, fue presidente desde julio del año 2000 hasta febrero de 2006, momento en el que dimitió. Además de presidente del Real Madrid es presidente de ACS, una de las mayores empresas constructoras del mundo.

Actividad como empresario e inversor

Para entender la gestión de Florentino Pérez en el Madrid es importante conocer su perfil en el mundo de los negocios, pues están muy ligados.

florentino pérez primera época

En 1983 Florentino, licenciado en ingenieria de caminos, se convirtió en presidente de una empresa de la que era inversor y accionista, Construcciones Padrós S.A. Curiosamente y aunque no tenía nada que ver con ellos, tenía el nombre de los hermanos fundadores del Real Madrid, los hermanos Padrós.

Florentino no era el máximo accionista de la empresa, pero sí poseía una inversión relevante en la empresa que dirigía. En 1991 entraría en el consejo de adniminstración de una empresa francesa de construcción, que era accionista de OCISA. Finalmente, en 1993 se convirtió en presidente de ACS.

Con ACS realizó y realiza una gestión empresarial e inversiones que se pueden ver reflejadas en su actuación en el Real Madrid.

Al igual que al llegar al Real Madrid compró a Figo, en 2003 ACS compró al Grupo Dragados, uno de los principales competidores de ACS. Para financiar la inversión, ACS consiguió créditos a través de bancos e intermediarios financieros y brokers que permitieron a ACS realizar la mayor inversión de su historia hasta la fecha.

La inversión y posterior fusión con Dragados permitió a ACS colocarse en una posición de liderazgo en su sector. Pero vendrían más, Igual que a Figo le siguió Zidane, a Dragados le siguió Hochtief una de las constructors líderes de Australia.

Una vez más Florentino tuvo que acudir a brokers y expertos financieros para financiar una compra que supuso una inversión enorme que la convirtió de forma definitiva, en una de las constructoras con mayor presencia a nivel mundial. Florentino entendió desde el principio la importancia del tamaño y del músculo financiera en el mundo empresarial y especialmente en el de la construcción. Para realizar grandes obras se requieren inversiones enormes y grandes cantidades de dinero. Esto hace que sólo unas pocos constructoras puedan acceder a estos proyectos y, ahora ACS es uno de ellos.

Con Hochtief, Florentino hizo una gestión importante. Como decíamos, tuvo que endeudar mucho a ACS para comprarla pero, una vez que eran dueños de ella, hicieron que Hochtief pagara dividendos. De esta forma, ACS recibía dinero y podía utilizarlo para repagar la deuda que había obtenido.

Aunque en ocasiones también hay historias de fracaso. Antes de la crisis financiera ACS invirtió en Iberdrola a través de productos financieros derivados. Los derivados son productos complejos del mundo de la inversión, Más en concreto, ACS tenía equity swaps en Iberdrola, lo que le permitió tener una participación significativa en al empresa sin tener que comprar acciones en bolsa directamente. Sin embargo, estos equity swaps establecían que, si las acciones de Iberdrola caían en Bolsa, ACS tenía que pone garantías financieras.

acs e iberdrola

Al llegar la crisis financieras las acciones de Iberdrola cayeron en bolsa, y los brokers se pusieron nerviosos y exigieron a ACS garantías financieras. En un momento de gran crisis, las cuentas de ACS sufrían, y no pudo hacer frente a esas garantías. Por tanto, tuvo que vender los derivados que tenía sobre Iberdrola con enormes pérdidas.

Como podemos ver, hasta Florentino fracasa en el mundo de los negocios. Este fracaso se podría comparar con la dimisión como presidente del Madrid en 2006. Pero, al igual que volvió al Madrid, regresó por la puerta grande con sus inversiones corporativas.

En 2018, recuperado del último fracaso, Florentino volvió a hacer una fuerte inversión. Junto con Atlantia adquirió Abertis, uno de los principales gestores de infraestructuras de Europa, y una de las grandes empresas del Ibex35 hasta ese momento. Siguiendo con la comparación con el fútbol, podríamos decir que esta compra fue como su regreso al fútbol con el fichaje de Cristiano Ronaldo.

Gestión como presidente del Real Madrid

Entender la gestión empresarial e inversora de Florentino Pérez ayuda mucho a entender cómo gestiona el club.

Florentino Pérez se presentó por primera vez a la presidencia del Real Madrid en 1995, enfrentándose al entonces presidente, y también empresario, Ramón Mendoza.

ramón mendoza

En el año 2000, después de que el Madrid ganara la Octava Copa de Europa con Lorenzo Sanz a la cabeza, Florentino Pérez se presentó a las elecciones y las ganó contra todo pronstico. En un giro inesperado, prometió fichar a Figo y se comprometió a pagar la cuota de los socios si no lo hacía. Efectivamente, si experiencia del mundo empresarial le funcionó y ganó las elecciones con Figo como cabeza de cartel.

Desde su llegada revolucionó el club. Aunque estaba en una buena racha desde el punto de vista deportivo, estaba atrasado en todo lo demás, y pasaba por una crisis económica que podría obligar a transformas al club en sociedad anónima y a lo socios en accionistas. Para evitarlo, Florentino hizo una jugada maestra. Vendió los terrenos de la ciudad deportiva con una enorme rentabilidad. Tanta, que permitió dejar la deuda financiera a cero, comprar unos terrenos aún más grandes en Valdebebas, y fichar grandes jugadores.

antigua ciudad deportiva

Así comenzó la época de los galacticos, tras las llegadas de Zidane, Ronaldo y Beckham pero, como le pasó en su día con la inversión en Iberdrola, quiso acaparar más estrellas de las que podía, y se vio obligado a dimitir porque perdió el control de los jugadores.

Tras tres años de impás, volvió para quedarse. Esta vez hizo la mayor inversión de la historia del club. Sabiendo que se había quedado atrás de nuevo, fichó en un mismo verano a Cristiano Ronaldo, Kaka y Benzema, haciendo un desembolso de dinero único. Al igual que con su última gran operación bursatil, con la compra del gigante Abertis, el Madrid volvió con más éxito que nunca, y con la base del equipo creado por el presidente, fue capaz de ganar 4 Champions League en 5 años.